Barandas de aluminio para una escalera

El aluminio es el material ideal para la construcción de cerramientos, aberturas, barandas, etc., por ser fuerte, liviano y de larga durabilidad, además, es muy estético, por lo que combina muy bien con cualquier estilo decorativo.

El aluminio también se puede anodizar, colocar una capa óxido artificial para agregar palo galvánico que hace que este metal sea aún más durable. Lo cual es ideal para las barandas, ya que generalmente se encuentran a la intemperie y necesitan ofrecer un excelente nivel de fortaleza.

En otros espacios las barandas de aluminio reciben el peso de las personas y deben brindar un alto nivel de seguridad, tal es el caso de los balcones.

Entre las características de las barandas de aluminio para una escalera podemos resaltar que son livianas, duraderas y estéticas, además de brindar un alto nivel de seguridad cuando las personas suben y bajan por ella, además, ofrecen todas las garantías para que sean utilizadas por personas con discapacidad.

Ventajas del aluminio

  • Es un material que ofrece una alta resistencia a los elementos climáticos como lluvia, viento, luz solar, además, por ser muy liviano es muy práctico para la fabricación de diferentes estructuras, entre ellas barandas para escaleras.
  • Por ser un metal no ferroso requiere de mínimo mantenimiento, aun cuando la estructura se ubique en espacios exteriores.
  • Ofrece una excelente estética, combina muy bien con cualquier tipo de vidrio y puede pintarse en una variada gama de colores utilizando pintura electrostática.
  • Por ser de fácil y rápida colocación no requiere trabajos de albañilería.
  • Ofrece diversas opciones para el diseño de estructuras personalizadas.
  • Es un material sostenible y ecoamigable, por lo que al usarlo se cuida el medioambiente.

Por todo ello el aluminio es un material ideal para fabricar barandas muy versátiles que se pueden combinar con diferentes tipos de vidrio, curvar, pintar, y mucho más, para crear diseños adaptados a cualquier necesidad.